martes, 4 de diciembre de 2007

Mando español en Bosnia


España asume hoy el mando de la misión en Bosnia en plena crisis de Kosovo

Quince años después de que los primeros soldados españoles llegaran a territorio de la antigua yugoslavia para facilitar el cumplimiento de los acuerdos de paz, tras la guerra de los Balcanes, España asumirá, por primera vez en su historia, el mando de una gran misión internacional.

Sin embargo, este hito histórico, que convertirá durante un año al general Ignacio Martín Villalaín en comandante de la Operación Althea, se produce en el momento más difícil, ya que la región serbia de Kosovo, de mayoría musulmana, podría declarar su independencia el día 10. No se descarta que esta circunstancia tenga un efecto rebote en Bosnia-Herzegovina, y volver a convertir la región en un foco de tensión por el enfrentamiento entre serbios y musulmanes.

Esta inquietud sobre la situación en Kosovo, donde España mantiene un contingente de 641 militares, ya ha sido reconocida por el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, que ayer mismo confirmó que en esta región, administrada desde 1999 por la ONU, «las cosas no van bien». De hecho, el Ejecutivo español está a la espera de conocer el futuro de Kosovo para ver qué posición política adopta.
(Fuente ABC)
"Las cosas no van bien"...

2 comentarios:

Alfa dijo...

Evidentemente, las cosas no van bien y no son además nada faciles ,por eso se manda gente armada a estas misiones, mucho me temo que estan pensando en retirarse...

el sendero del guerrero dijo...

El general del Ejército de Tierra español Ignacio Martín Villalaín ha asumido en Sarajevo el mando por un año de las tropas de la Unión Europea en Bosnia Herzegovina (integrada por militares de 31 países, 24 de ellos comunitarios).

Lo ha hecho sin representantes del Gobierno, que no han podido acudir por culpa de las condiciones metereológicas en la capital bosnia.

La densa niebla que cubrió el aeropuerto de Sarajevo ha impedido que la delegación española, formada por el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y el alto representante para la Política Exterior y la Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, entre otras personalidades, pudieran estar presentes en la ceremonia.

Todos ellos prosiguieron el viaje en avión hasta el aeropuerto de Split (Croacia), en donde esperaron en vano a que mejorasen las condiciones climatológicas.

En declaraciones en el aeropuerto de Split a los medios de comunicación españoles que le acompañaban, Alonso ha calificado de "hecho histórico" la asunción del mando de la Eufor en Bosnia Herzegovina.

En este sentido ha resaltado que es la primera vez que España liderará una misión internacional, lo que tiene lugar 15 años después del despliegue en el país balcánico del primer contingente español, formado por efectivos de la Legión.

Tras retrasar la hora prevista de la ceremonia, para dar tiempo a que llegasen las autoridades, el Cuartel General de Eufor Bosnia, situado en Base Butmir, en Sarajevo, finalmente ha acogido la ceremonia militar, en la que el vicealmirante alemán, Hans Jochen Witthauer, ha entregado el mando como comandante general de la operación Althea al general español Martín Villalaín.

Cambios por el mal tiempo
La niebla también ha impedido el aterrizaje en Sarajevo del ministro alemán de Defensa, Franz-Josef Jung, y el de Exteriores de Portugal, Luis Amado, por lo que tuvieron que desplazarse al aeropuerto de la ciudad croata de Split.

Allí, junto con Alonso, Solana y la delegación española, estuvieron esperando para ver si mejoraba el tiempo, momentos que aprovecharon para mantener distintos encuentros.

Al final, la ceremonia sólo ha sido presidida por el Alto Representante de la Comunidad Internacional en Bosnia Herzegovina, Miroslav Lajcák.

En su discurso de investidura, el general español ha subrayado, según un comunicado de Defensa, el magnífico nivel de profesionalidad de los miles de soldados europeos y no europeos que han servido y sirven en Eufor.

Ha resaltado igualmente que, con su nombramiento, "España demuestra, una vez más, un fuerte compromiso con este país y con la Unión Europea".

El general Martín Villalaín ha aprovechado para dirigirse directamente a las tropas de Eufor y decirles que está deseoso de conocerles y constatar de primera mano el valioso trabajo que vienen realizando diariamente.

El actual contingente español en Eufor Bosnia está compuesto por 258 efectivos, distribuidos en el Cuartel General de Eufor; el Batallón Multinacional de Maniobra (MNBN); el Centro de Coordinación Regional (RCC2) de Mostar; los Equipos de Enlace y Observación emplazados en Mostar, Trebinje y Capljina; el Elemento Nacional de Apoyo (NSE), y una unidad de helicópteros.

En concreto, la aportación española al Batallón Multinacional está integrada por 210 militares, en su mayoría procedentes del Tercio de Armada de Infantería de Marina, con base en San Fernando (Cádiz). Cuenta, además, con personal del Cuerpo de Especialistas de la Armada, personal del Ejército de Tierra y de los Cuerpos Comunes.

(Fuente "El mundo")