sábado, 10 de noviembre de 2007

Chad kafkiano y tropas españolas a Darfur.



Ya han sido liberados los últimos españoles que permanecían en el Chad por el despropósito de la ONG "El arca de Zoé". Al mismo tiempo que el Gobierno de España prepara el envío de un contingente de 120 militares a el Chad, para participar en la fuerza de paz mixta de la ONU y la Unión Africana (Unamid) que actúa en Darfur.


Semeja que la dos noticias no guardan relación, posiblemente no, hace mucho que muchos insistimos en la necesidad de tropas en Darfur para evitar que continué el genocidio. Pero intuyo en todo este tinglado kafkiano la mano corrupta, vil y asesina de los gobernantes africanos.


A Idriss Déby, actual Presidente del país, le interesa perpetuarse en el poder, se topa con una ONG que comete un error, quizás influenciada por algún funcionario, y se desata el escándalo. ¡Se llevan a nuestro niños unos europeos desalmados! Como si a estos gobernantes y sus adalides les importarán los niños, quizás para venderlos como esclavos si.


A la acusación de pederastas que Déby le espetó al comandante de la aeronave, con un despliegue mediático digno de los "McCann", la respuesta somos españoles que no pederastas parece que fue el pistoletazo de salida de la presión a Francia, en el medio España, para que no se olviden de su antigua colonia.


Bien venidos al Chad, Bien venidos al circo mediático.